Cupcakes de Vainilla, al estilo CHEESECAKE

 Receta del blog Mis dulces joyas
La receta es de unos deliciosos cupcakes al estilo cheesecake, son cupcakes de vainilla al estilo cheesecake, llevan un relleno de fresa, y están cubiertos con una crema de queso y nata montada. Es una receta que contiene todos los componentes de un cheesecake.

Ésta es una forma divertida y rápida de conseguir un pastelito de queso, rico y delicioso. Yo he preferido hacer el relleno de fresa, pero si os apetece lo podéis hacer de frambuesa, incluso de mango o melocotón. La crema de queso es muy fácil de preparar, la tenéis lista en un momento, y los cupcakes ni os cuento.
La receta de los cupcakes de vainilla es una receta mía, adaptada a mi gusto. A mi no me gustan los bizcochos secos, me gusta que sean esponjosos, húmedos y jugosos, y creo que he conseguido crear una receta de unos cupcakes de vainilla perfecta para mi gusto, y lo que es más importante, se mantienen así de esponjosos y húmedos durante varios días. Podéis aprovechar esta receta para crear otros modelos de cupcakes, por ejemplo, se pueden presentar los cupcakes de vainilla sin relleno y con una ganache de chocolate, una crema de mantequilla aromatizada con algún licor, merengue, crema de frutas, o con cualquier otra crema, la que más os guste, ya que la vainilla combina muy bien con todo.

Ingredientes para los cupcakes de vainilla (para unos 16 cupcakes):

230 gr de harina todo uso, o harina de repostería (yo, harina de repostería, marca Gallo)
3/4 teaspoon (cucharada de te) de polvo de hornear, Royal
1/4 teaspoon (cucharada de te) de bicarbonato de sodio
1/4 teaspoon (cucharada de te) de sal
190 gr de azúcar
175 gr de mantequilla, en pomada
3 huevos L, a temperatura ambiente
2 teaspoons (cucharadas de te) de extracto de vainilla
1 vaina de vainilla
125 ml de leche, a temperatura ambiente

Ingredientes para el relleno de fresa:
450 gr de fresas naturales, limpias y troceadas
60 gr de azúcar
100 ml de agua
5 hojas de gelatina (10 gr)

Ingredientes para la crema de queso:
300 ml de nata para montar, 35% MG como mínimo
300 gr de queso para untar, tipo Philadelphia
180 gr de azúcar glasé

Preparación cupcakes de vainilla:

  • Precalentar el horno a 180ºC (horno normal), 170ºC (horno con ventilador).
  • Preparar los moldes de cupcakes, con unas capsulas de papel.
  • Tamizar juntos la harina, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y la sal.
  • Batir con una batidora eléctrica de dos varillas la mantequilla y el azúcar, hasta conseguir una mezcla con una consistencia cremosa y suave. Si tenéis un robot de cocina mejor, en este caso trabajar con la pala o el batidor plano.
  • Añadir los huevos uno a uno, batiendo durante 10 segundos entre cada adición. Si notáis que la mezcla se esta cortando, añadir una cucharada o dos de harina.
  • A continuación añadir el extracto de vainilla, y las semillas de la vaina de vainilla.
  • Por ultimo añadir la mitad de los ingredientes secos (la mezcla con la harina, la sal, el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio) y mezclar con una espátula, o con la batidora pero muy poco rato a una velocidad media. Luego añadir la mitad de la leche y batir un poco, o mezclar con una espátula. Y para terminar añadir la otra mitad de los ingredientes secos, mezclar y terminar con la leche.
  • Repartir la masa en las cápsulas con la ayuda de una cuchara de helados. Para un trabajo más preciso y perfecto podéis verter la masa en una manga pastelera provista de una boquilla lisa, y con esto conseguís llenar las capsulas con mas precisión. Llenar las capsulas solo hasta las 2/3 partes y hornear durante 15 – 18 minutos, o hasta que comprobando con un palillo éste salga limpio, sin restos de la masa.
  • Dejar enfriar en el molde 5 minutos, y luego pasar los cupcakes a una rejilla, y dejar enfriar por completo.

Preparación relleno de fresa:

  • Poner las fresas en el vaso de la minipimer y batir, hasta conseguir un puré.
  • Introducir las hojas de gelatina en un bol con agua fría, para que se hidraten.
  • Verter en un cazo el puré de fresas, junto con el agua y el azúcar, y llevar al fuego. Cocinar durante 5 minutos a fuego medio, medio bajo. Ir mezclando de vez en cuando con una cuchara, para bajar la espuma que se ira formando con la cocción.
  • Pasados los 5 minutos apartar del fuego y añadir las hojas de gelatina, hidratadas y bien escurridas. Mezclar, y colar, o pasar la mezcla por un tamiz no muy fino, para eliminar impurezas.
  • Dejar enfriar unas 4 horas. La gelatina tiene que hacer su efecto, y el relleno se tiene que espesar un poquito antes de su utilización. No lo dejéis por más tiempo, porque se va ha espesar bastante, y os costara rellenar los cupcakes. Se trabaja mejor mientras tiene una consistencia blanda. Si acaso os pasa esto, meter el relleno por medio minuto en el microondas, para devolverle su consistencia blanda.
  • Una vez tenemos el relleno en su punto, rellenamos los cupcakes. Hacemos un hueco en cada cupcake, ayudándonos con un descorazonador de manzanas o con algún utensilio apto para este trabajo, y rellenamos con el relleno de fresas. Reservamos.

Preparación crema de queso:

  • Montar la nata con el azúcar glasé y reservar. A la hora de montar la nata, hay que tener cuidado de no batirla demasiado, ya que si no se cortará. La nata tiene que estar casi montada, o semi – montada, terminaremos de trabajarla con el queso Philadelphia.
  • En otro recipiente batimos un poco el queso, un par de minutos, hasta que adquiere una consistencia suave y cremosa. El queso, hay que sacarlo de la nevera unos minutos antes de hacer la crema, para que se ponga a temperatura ambiente.
  • Añadimos el queso a la nata, y lo batimos todo un par de minutos, hasta que esté todo integrado. Si queremos que la crema tenga una consistencia más espesa, la guardaremos en la nevera por una hora. Si la usamos enseguida estará menos consistente.
  • Vertemos la crema en una manga pastelera, provista de una boquilla lisa y ancha, y decoramos los cupcakes.

Por último, decoramos los cupcakes con unas frutas frescas (fresas, frambuesas, frutos del bosque), y con un poco de coulis de fresa.

A la hora de servir, o presentar los cupcakes en la mesa, podéis poner en un plato un cupcakes o dos,  fruta cortada al lado y un poco de coulis de fresa alrededor del plato. Además de bonísimo queda espectacular de bonito, y muy fresco, te dan ganas de comerte todo lo que hay en el plato, nada más verlo.

Para hacer el coulis de fresas triturar unas fresas naturales (la cantidad que deseáis), o batir con una minipimer, hacer un puré. Añadir un poco de azúcar al gusto, pasar por un tamiz de malla fina, para eliminar impurezas (resto de semillas, fibras o pieles), y guardar. Ya está, no tiene más misterio. El coulis aunque está hecho con fresas naturales se aguanta perfectamente durante dos días en la nevera, y tampoco pierde su color rojo intenso. Podéis realzar el sabor del coulis con unas gotas de zumo de limón, o aromatizarlo con un poco de licor.

Observaciones:

*** Si preparáis estos cupcakes para unos invitados, decorarlos con la crema de queso y la fruta troceada en el ultimo momento, tendrán un aspecto más fresco si se decoran en el ultimo momento.
Si los vais ha presentar en platos individuales, tener la crema preparada y guardada en la nevera, introducida en una manga pastelera con la boquilla preparada, también la fruta cortada y el coulis preparado, solo seria montar el plato, en el ultimo momento.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s