Consejos Cupcakes

Os dejo unos consejos que me han gustado mucho sacados del blog Mis dulces joyas

En casa nos gustan mucho los postres de queso, y ésta es una forma divertida y rápida de conseguir un pastelito de queso, rico y delicioso. Yo he preferido hacer el relleno de fresa, pero si os apetece lo podéis hacer de frambuesa, incluso de mango o melocotón. La crema de queso es muy fácil de preparar, la tenéis lista en un momento, y los cupcakes ni os cuento.

La receta de los cupcakes no tiene que ser seca, me gusta que sean esponjosos, húmedos y jugosos, y creo que he conseguido crear una receta de unos cupcakes de vainilla perfecta para mi gusto, y lo que es más importante, se mantienen así de esponjosos y húmedos durante varios días. Podéis aprovechar esta receta para crear otros modelos de cupcakes, por ejemplo, se pueden presentar los cupcakes de vainilla sin relleno y con una ganache de chocolate, una crema de mantequilla aromatizada con algún licor, merengue, crema de frutas, o con cualquier otra crema, la que más os guste, ya que la vainilla combina muy bien con todo.

Factor nº 1: Una buena receta;
Factor nº 2: La forma de trabajar, de preparar la masa de los cupcakes;
Factor nº 3: Los ingredientes;
Factor nº 4: El horneado.

Factor nº 1: Una buena receta
a) Esta es una norma general en repostería.
Es muy importante tener delante una buena receta para conseguir un buen resultado. Es el factor más importante y me atrevo a decir, a veces el único. Yo he hecho mucha repostería casera a lo largo de estos años, y os puedo asegurar que entiendo algo de repostería, hoy en día cuando leo una receta casi me puedo imaginar como puede salir el resultado final, me refiero a texturas, consistencias etc. Si veo que alguna receta no me inspira confianza (en explicaciones detalladas de la preparación, en cantidades detalladas de los ingredientes, en equilibrio concreto de los ingredientes, o en puntos precisos y formas de trabajar las masas…) no me esfuerzo en prepararla. Por eso, a veces si hacéis un dulce y no os sale bien la cosa no os desaniméis, igual no es vuestra culpa puede que sea la receta. Si es una receta que habéis copiado de algún blog, siempre podéis consultar con la persona que tiene el blog para aclarar vuestras dudas. Pero si es una receta sacada de algún libro o revista os tendréis que apañar solos y sacar vuestras propias conclusiones, y si no os manejáis un poco en la cocina os puede dar un dolor de cabeza. A mí, me ha pasado de todo !!!  Pero no os desaniméis, seguir intentándolo e ir probando recetas distintas, hasta que encontréis la adecuada.

Factor nº2: La forma de trabajar la masa
a)  La masa de los cupcakes hay que trabajarla lo menos posible. Eso sí, todo bien mezclado pero en en el menor tiempo posible.
b) Por norma general siempre empezamos con los ingredientes húmedos, y terminamos con los ingredientes secos.
c) Ojo, la mantequilla con el azúcar hay que batirla bien, que no queden restos de mantequilla sin batir o mezclar, si el azúcar no se ha disuelto por completo no pasa nada, pero la mantequilla bien batida e integrada con el azúcar. Si no habéis batido bien la mantequilla (si quedan grumos de mantequilla), los cupcakes tendrán zonas grasientas e irregularidades en la superficie (agujeros, grietas, etc.). No hay que batir la mantequilla con el azúcar más de 5 minutos, ya que si no los cupcakes crecerán desiguales (por ablandar demasiado la mantequilla, y por incorporar aire).
d) Al incorporar los huevos verificar que queden bien integrados, si acaso se os corta la mezcla al incorporar los huevos, añadir 2 cucharadas de harina y seguir mezclando.
e) La harina siempre tiene que estar tamizada, y al incorporarla no se debe batir la mezcla, mezclar en forma envolvente con una espátula (lengua) o con la batidora a velocidad baja, y muy poco tiempo, hasta que se incorpore la harina a la mezcla, nada más. Esto nos garantiza la esponjosidad de los cupcakes.

Factor nº3: Los ingredientes
Muy importante para mí. Los ingredientes con los cuales preparamos los cupcakes básicamente son muy comunes, harina, leche, huevos, azúcar, mantequilla, aceite, chocolate… Lo importante utilizar siempre unos ingredientes de buena calidad y frescos (en el caso de los huevos). Los ingredientes (salvo que en la receta os indican lo contrario) siempre tienen que estar a temperatura ambiente. Para mí, los tres ingredientes más importantes son: la harina, la mantequilla y los huevos. De estos ingredientes depende mucho el resultado final.

a) Los cupcakes, se pueden preparar con harina de repostería o con harina común, incluso con harina integral. A mí personalmente me gusta prepararlos con harina de repostería, ya que les aporta una textura aun más abizcochada. El tipo de harina, puede cambiar mucho la textura de los cupcakes, incluso la marca. A veces he preparado una misma receta y he cambiado la harina por otra marca y no veáis el cambio. Yo siempre uso harina de la marca Gallo (marca de España), a mi me da los mejores resultados en repostería.

b) Utilizar siempre una buena mantequilla, no la más barata que encontrareis, ya que por unos céntimos no vale la pena estropear el resultado final. Si la mantequilla no es de buena calidad notareis como más grasientos los cupcakes y con un olor fuerte a mantequilla. Tampoco uséis margarinas, si se dice mantequilla es mantequilla.

c) Y por ultimo los huevos, muy importante que sean frescos, a temperatura ambiente y del tamaño que os indican siempre. El tamaño de lo huevos puede desequilibrar la receta, no es lo mismo que pongáis 3 huevos S (de tamaño pequeño) y 3 huevos XL (de tamaño grande). En la receta, si no os pone el tamaño de los huevos, usar siempre del tamaño M, es como un intermedio.

d) Sobre el resto de los ingredientes:
– El azúcar: no influye si utilizáis azúcar blanco de una marca blanca o de la Azucarera, lo importante es que utilicéis el azúcar que os piden en la receta, si es azúcar moreno, o azúcar glasé, no lo podéis cambiar por azúcar blanco y a la inversa.
– El aceite: también que sea de buena calidad. Para los cupcakes no es muy recomendable el aceite de oliva con sabor fuerte, más bien el suave, para que no predomine su sabor sobre los demás ingredientes en la receta.
– La leche: se puede utilizar leche entera o semi.
– El chocolate: si preparáis unos cupcakes de chocolate, siempre usar chocolate de buena calidad y de 70% de cacao. Una marca que se puede encontrar en cualquier supermercado es, la Valor. Hay otras marcas y más buenas (sobre todo marcas de chocolates belgas) pero son para uso profesional, también un poco carillas y no se pueden conseguir en una tienda convencional. La marca Valor tiene todo tipo de chocolates: chocolate con leche, blanco, negro (amargo y semi amargo) coberturas, cacao del bueno sin azúcares añadidos, gotas de chocolate, fideos de chocolate, todo para las decoraciones de postres, etc.

Factor nº4: El horneado
a) El horno, siempre hay que precalentarlo por lo menos 15 minutos antes de hornear los cupcakes.
b) Los cupcakes por norma general se hornean a una temperatura media de 170º C (horno con ventilador) – 180º C (horno normal) calor arriba y abajo, de 15 – 20 minutos, depende de la receta.
c) La bandeja por norma general siempre tiene que estar colocada en el centro del horno, para que crezcan homogéneos los cupcakes.
d) Si los cupcakes se abren como un volcán es porque habéis tenido muy alta la temperatura del horno, o la bandeja la habéis tenido muy arriba, la próxima vez bajar 10º C la temperatura del horno. Si os sigue pasando, bajar aun más la temperatura, y bajar la bandeja.
e) Si deseáis conseguir unos cupcakes planos hornearlos a 150º C – 160º C durante 20 – 25 minutos.
f) No dejéis los cupcakes en el horno más de lo necesario, para que no se resequen demasiado, ya que esto influye a su esponjosidad y humedad. Cuanto mas resecos, menos esponjosos y húmedos estarán. Estar pendiente del horno, a los 15 minutos comprobar su estado con un palillo, si sale limpio sacarlos enseguida, no los dejéis en el horno ni un minuto más por aquello – por si acaso, este minuto o dos cambiarían mucho la textura de los cupcakes.
g) Si al hornear os suben demasiado los cupcakes e incluso os rebosa la masa por los bordes de las capsulas, intentar no llenar tanto las capsulas. Las capsulas de papel hay que llenarlas solo hasta 2/3 partes e incluso menos.

Nada más, solo espero que estos pequeños consejos os serán de gran utilidad.

Utensilios necesarios:
Tamiz, batidora eléctrica de dos varillas, colador, minipimer, cazo, bascula alimenticia, jarra mediadora, cucharas mediadoras, descorazonador de manzanas, molde de aluminio para cupcakes, capsulas de papel, rejilla para enfriar los cupcakes, manga pastelera, boquilla lisa.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s